Clases de Dependencia



Clases de Dependencia

La dependencia puede ser:

• Física: se presenta como resultado de padecimientos al nacer, enfermedades, y/o alteraciones que se manifiestan en nuestro organismo a lo largo de la vida ó cuando envejecemos. Ejemplos de este tipo de dependencia son la artritis, osteoporosis, insuficiencia respiratoria, insuficiencia renal, diabetes, sordera, ceguera, accidentes cerebro vasculares, entre otras.

• Mental: corresponde a enfermedades que afectan a nuestro sistema nervioso central las cuales pueden ser congénitas, la persona nace con un retraso mental o sufre un daño de su sistema nervioso durante o inmediatamente después del nacimiento, como sucede en la parálisis cerebral infantil. Otras enfermedades aparecen durante la vida, tal es el caso de las psiquiátricas o neurológicas y otras más frecuentes al envejecer como ciertas demencias.


• Social: este tipo de dependencia incluye los problemas socioeconómicos que impiden que se realicen de forma autónoma las actividades básicas de la vida diaria, lo cual implica la posibilidad de auto cuidado, es decir, alimentarse, asearse, vestirse, desvestirse y arreglarse por sí mismo. Precisan, por parte de la persona, de un funcionamiento físico y mental básico.

Estas afecciones limitan la vida de las personas y pueden llegar a ser extremadamente incapacitantes. Como consecuencia se genera un estado del que participa tanto la persona afectada como el cuidador, por lo que es de suma importancia reconocer el tipo y grado de dependencia para permitir la autonomía de la persona con discapacidad en la medida de sus posibilidades, lo que a su vez disminuye la carga del cuidador.




DEJAR UN COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada


Comentario


Nombre

Email

Url